Uno de los primeros trámites que tienes que realizar cuando vas a vivir a una nueva casa o alquilas un inmueble, es el cambio de titularidad de los recibos.

En operaciones de compraventa este tema está bastante claro, el inmueble es tuyo y todo debe estar a tu nombre, por supuesto.

Pero en alquileres este tema no tiene la importancia que debería tener.

Puede que como propietario no lo veas necesario, es más cómodo para ti controlar el gasto, y no tener que «molestarte» en cambiar la titularidad cada vez que llega un nuevo inquilino, pero en realidad es un paso fundamental si quieres estar tranquilo.

¿Qué ocurre si el inquilino deja de pagar la factura?

Este es uno de los principales problemas con los que te puedes enfrentar.

La compañía eléctrica te tiene a ti como titular de la factura, y por tanto asume que tú eres el deudor, e irá contra ti a reclamarte las cantidades que están pendientes.

Y entre intentos de justificar el hecho de que no lo eres, papeleo para un lado y otro, la compañía puede decidir cortarte el suministro, con lo que eso conlleva.

Gastos de reenganche y más papeleo.

Y si, entretanto, ¿tienes a otro inquilino que te llega?

Te aseguro que no le dará muy buena impresión, después de haberte abonado la fianza y el primer mes (como mínimo), encontrarse sin luz o gas.

Y saber que, además, estás en trámite para solucionarlo sin tiempo definido.

Entonces, ¿por qué no cambias el nombre de las facturas?

Después de todo lo dicho, si es por pereza o evitarte dolores de cabeza, es un ERROR sencillo de solucionar.

👉 Tan sencillo como que NOSOTROS TE LO HACEMOS, gratis y con estudio de ahorro incluido 😉

Haz una foto de tu factura por delante y por detrás,

y ¡mándanoslas por WhatsApp!

Te mejoramos la tarifa y nos encargamos de todos los trámites.

Estefanía | Gestora de wingsenergia.com

¿Por qué es importante que esté la factura a tu nombre?
Abrir chat
¡Estudio de tu factura GRATIS!
¡Hola! 🙋‍♂️
Mándanos una foto de tu factura (por delante y por detrás) y ¡empieza a ahorrar!